MES DE LA CIENCIA Y LA TECNOLOGÍA: LABORATORIO IBGA

ibgafoto.jpg

Durante el mes de septiembre, en el que se realizan a nivel nacional diferentes acciones de divulgación de los aportes científicos y tecnológicos, compartimos una serie de notas vinculadas a algunas de las Unidades de Investigación de la Facultad de Ciencia y Tecnología. La tercera de estas entregas está centrada en el Laboratorio de Indicadores Biológicos y Gestión Ambiental de Calidad de Agua (IBGA), con funcionamiento en la Sede Gualeguaychú de la FCyT UADER.

Las Unidades de Investigación (UI) son espacios reconocidos como Institutos, Centros y/o Laboratorios, creados para el crecimiento científico y técnico en el ámbito de la FCyT, que contribuyen al desarrollo sustentable de la provincia y la región. Están estrechamente vinculados a la propuesta académica de la casa de estudios, integrando docentes, investigadores/as, estudiantes, egresados/as y profesionales externos.

En el caso del Laboratorio de Indicadores Biológicos y Gestión Ambiental de Calidad de Agua (IBGA), su origen está vinculado a la creciente necesidad de evaluar el estado de conservación regional de los cuerpos de agua superficiales, tanto para la preservación de su integridad, su biodiversidad, como para sus potenciales usos y la gestión ambiental de los mismos. “Los cuerpos de agua superficiales regionales son numerosos y se encuentran afectados debido a las actividades antrópicas desarrolladas en sus cuencas”, explica la Directora del IBGA, Lic. Irene Aguer. En este sentido, el Laboratorio apunta a la investigación, transferencia y servicios técnicos para la conservación y gestión ambiental.

“En el IBGA se abordan temas básicos como la diversidad regional de los cuerpos de agua, la calidad bacteriológica y los riesgos para la salud y temas de gestión ambiental a nivel de microcuencas y cuencas que permitan la mejora de procesos productivos a nivel regional. Estas temáticas implican además el tratamiento de problemáticas sociales derivadas de la pérdida de calidad de agua para las poblaciones rural, periurbana y urbana”, especifica Aguer; y completa “desde el Laboratorio IBGA, se pretende fortalecer institucionalmente las actividades de investigación, docencia y extensión en relación a las líneas de investigación propuestas en la Gestión Ambiental”.

Encabezado por la especialista, el equipo del laboratorio está conformado por docentes, estudiantes y graduados/as de la Licenciatura en Gestión Ambiental, entre quienes se encuentran la Dra. María Soledad Rodríguez, el Lic. Eduardo Chaves, la Lic. Elizabeth Ávila, la Lic. Diamela Gianello y las estudiantes Luciana Percara y Macarena Rein. Asimismo participan como integrantes asociados externos el Dr. Pablo Collins, de INALI CONICET; la Lic. Andrea Takats, de la FCG-UADER; y el Mg. Ricardo Juárez, de CARU.
Los estudiantes de la carrera en Gestión Ambiental y de otras carreras relacionadas pueden integrarse mediante pasantías en investigación, acceder a becas de iniciación a la investigación (UADER y CIN), realizar sus trabajos finales, y participar como coautores en presentaciones en congresos, jornadas y publicaciones.

Actualmente, se está trabajando en conjunto con la Licenciatura en Sistemas de la Información (Sede Concepción del Uruguay) para el desarrollo de un sitio web interactivo que revalorice los humedales de la cuenca del río Gualeguaychú y con la carrera Tecnicatura en Hotelería de la FCG (Sede Gualeguaychú) en iniciativas vinculadas a las áreas naturales y el ecoturismo.
Como objeto de estudio, desde el Laboratorio IBGA se focaliza en el estudio de la calidad de agua de los cursos de agua superficial continentales, como arroyos, ríos y lagunas, a través de los indicadores biológicos y bioensayos. Así como también, el estado de las riveras y las actividades antrópicas. “Los estudios desarrollados en el ámbito del laboratorio IBGA, hacen conocer el estado socioambiental de nuestros cursos de agua dulce y poder realizar propuestas de gestión para un mejor manejo de la cuenca. Estos son los primeros estudios de este tipo en nuestros arroyos, registrando en muchos de ellos por primera vez la biodiversidad de organismos acuáticos de relevancia como indicadores biológicos de nuestros cursos de agua. Las actividades de investigación siempre han ido de la mano con las actividades de vinculación y extensión, realizando diferentes talleres y encuentros dirigidos a escuelas de diferentes niveles educativos y al público en general”, plantea en relación a la importancia de que la universidad pública investigue y se ocupe de estos temas.

A la vez, el IBGA ha articulado por medio de convenios con la Municipalidad de Gualeguaychú, en la realización del monitoreo conjunto del arroyo El Cura y desarrollado trabajos de articulación en la propuesta de mejora y manejo de la Laguna del Parque Unzué y la revalorización de la reserva natural urbana Parque Florístico. También se han celebrado convenios y acuerdos con la Municipalidad de Hasenkamp y con municipios y juntas de gobierno del Departamento Paraná, como El Pingo, María Grande y Aldea Santa María, asesorando en la búsqueda de una solución conjunta con el tratamiento de residuos, avanzando en un proyecto regional. Se trabaja de forma articulada con INTA - Concepción del Uruguay, en el estudio socioambiental de la cuenca del arroyo El Overo, la cual, se caracteriza por la actividad productiva avícola.

Entre las acciones de formación, se encuentra el dictado de cursos de posgrado. En 2016 se llevó adelante el curso “La biodiversidad acuática como indicador ambiental y su uso como herramienta para la gestión ambiental”, donde participaron docentes de UADER, de la UNL y Conicet - Santa Fe; y en 2020 se aprobaron los cursos “Métodos de ecología de agua dulce aplicados a la gestión ambiental” y “Análisis de datos en ciencias ambientales y ecología de agua dulce”, destinados a graduados/as con orientación en ciencias ambientales. También, desde 2020 se realizan seminarios virtuales abiertos a la comunidad, con temáticas vinculadas a los humedales, sus estudios y aspectos socioambientales.

Proteger, restaurar y promover el uso sustentable de los ecosistemas de agua dulce para la seguridad hídrica y lograr el desarrollo sustentable son los pilares que sostienen esta UI. “Necesitamos reconocerlos, valorarlos, determinar en qué estado se encuentran, las causas de su degradación y posibles medidas de gestión para la conservación”, sostiene la Lic. Aguer.