PRÁCTICA EDUCATIVA TERRITORIAL EN LA PICADA

PET La Picada.jpeg

Se llevó adelante una jornada de mantenimiento de equipos informáticos y de prevención vial con la comunidad educativa de la escuela N° 52 como parte de las acciones de extensión de distintas cátedras de la Facultad.

El viernes 6 de mayo, estudiantes y docentes de Derechos Humanos (Profesorado en Matemática), Fundamentos de Computación, Arquitectura de Computadoras, Programación Avanzada (Licenciatura en Sistemas de Información), y Sociología (Licenciatura en Accidentologia Vial); visitaron la escuela estatal N° 52 “Bernardo de O'higgins” de La Picada para realizar la Práctica Educativa Territorial (PET) denominada “Mantenimiento de PC en espacios comunitarios y Jornada de Prevención Vial”, financiada por la Subsecretaría de la Juventud de Entre Ríos a través del Programa "Universitario en Acción" (iniciativa que cobijó proyectos de extensión con aplicación socio- comunitaria).

Acompañaron las actividades el Rector de la Universidad, Abog. Luciano Filipuzzi; junto a la Subsecretaria de la Juventud de la Provincia de Entre Ríos, Brenda Ulman; y la Coordinadora de la Fundación Banco de Entre Ríos, Romina Spraul, cuyas instituciones se vinculan al proyecto desde distintos aspectos. Por la FCyT, asistieron el Secretario General, Esp. Abog. Juan Pablo Filipuzzi; el Secretario de Extensión, Abog. Ariel Yust Weber; y el Subsecretario de Gestión Académica, Prof. Alberto Lescano. También participaron el Coordinador de Extensión Jonathan Medrano y Virginia Ramirez, docente del área; Agustin Godoy y Lucas Gómez de la Secretaría de Integración de Rectorado; los docentes Ismael Cassio, Alejandra Marquesin y José Luis Mengarelli de Sistemas de Información; y Raúl Rousseaux y Delfina Reynoso de Accidentología Vial.

En primer lugar, el Rector destacó la potencia que implica el trabajo mancomunado entre los distintos actores involucrados. “Esta relación entre escuela, universidad, gobierno y la Fundación del Banco, que fue la entidad que unió la red, resulta fundamental para la concreción de estas acciones”, manifestó.

La iniciativa, que tiene como responsable a Juan Pablo Filipuzzi en su rol de docente de Derechos Humanos en el Profesorado de Matemática; nace ante una demanda concreta de la comunidad destinataria. “La práctica se generó a partir de una necesidad de la comunidad, fuimos a dar respuesta a eso. Es una de las líneas de trabajo que sostenemos, estar atentos a los requerimientos del territorio como parte de nuestra acciones de extensión crítica. En esta oportunidad se trabajó en diagnóstico, reparación y actualización de netbooks del Programa Primaria Digital y en fomentar la prevención y educación vial en niños y niñas de nivel inicial y primero y segundo ciclo. Entendemos que con esta acción posibilitamos igualdad de derechos y oportunidades entre quienes asisten a una escuela del centro de Paraná y quienen concurren a establecimientos de zonas rurales. Creemos firmemente que todos y todas tienen que tener las mismas oportunidades y trabajamos para minimizar la brecha tecnológica.”, señaló.

Marcela Yanz, Directora de la Escuela, habló de “la enorme alegría que representa la visita de la Universidad para nuestra comunidad, no sólo estamos hablando de la importancia de que que estudiantes puedan contar con los equipos informáticos en condiciones y actualizados, sino también del valor que tiene el abordaje de la educación vial, un tema muy necesario por la zona en que vivimos”.

La Subsecretaria de Juventud de Entre Ríos y la Coordinadora de la Fundación del Banco de Entre Ríos -entidades que aportaron el financiamiento y la generación del vínculo entre las distintas instituciones-, coincidieron en celebrar la iniciativa que permite en distintos niveles el progreso de niños y jóvenes.

Ismael Cassi, docente de Arquitectura de Computadoras y Fundamentos de Computación, detalló que “esta experiencia permite que estudiantes pongan las manos en el hardware, es una muy buena práctica que sirve tanto a la cátedra como a la escuela”.

Por su parte, Raúl Rousseaux, docente de Sociología de Accidentología Vial, reflexionó que “este tipo de encuentros demuestra la importancia de conocer las particularidades de cada lugar para generar desde ahí un espacio de aprendizaje. Es el tipo de profesionales que creemos que tenemos que tener y formar en la Universidad, personas comprometidas y sensibles y sobre todo respetuosas de los recursos sinérgicos que hay en cada comunidad, de esa manera vamos a estar contribuyendo a políticas públicas para la calidad de vida y prevención”.

Lautaro y Camila, estudiantes de Accidentología Vial, y Aldana, estudiante de Sistemas; valoraron poder poner en práctica lo aprendido en las aulas mediante trabajos concretos que implican un desafío y un aporte a la institución educativa.

Esta PET se enmarca en las condiciones de virtualidad que el tiempo de pandemia ha presentado y en el consecuente uso y desgaste de dispositivos con el fin de poder establecer comunicación y puntos de contacto. Estos elementos, necesitan para garantizar su vida útil, un correcto y constante mantenimiento, con medidas básicas de cuidado a fin de retrasar su obsolescencia y evitar el acrecentamiento de residuos tecnológicos que impactan en el medio ambiente. Es atendiendo a esta situación surge la propuesta de que estudiantes se acerquen a distintos barrios y generen encuentros de trabajo con los/las usuarios/as de dispositivos, con el fin de realizar diagnósticos de estado, actualizaciones, reparaciones y recuperación de componentes útiles. Profundizando de esta forma el compromiso que la Universidad tiene y persigue para con la comunidad. A fin de aprovechar estas vinculaciones territoriales, y en íntima relación con los destinatarios, es que surge la propuesta de trabajar conjuntamente distintas herramientas que favorezcan la prevención y educación vial.