LA MAESTRÍA EN GEOMÁTICA APLICADA A LA GESTIÓN DE RIESGOS AMBIENTALES FUE CATEGORIZADA COMO “A” POR CONEAU

Maestria.jpg

La propuesta de formación de cuarto nivel que se dicta en el Centro de Investigación Científica y de Transferencia (Sede Diamante de la FCyT) obtuvo la acreditación y la máxima categorización.

Como parte de un proceso de acreditación de carreras de posgrado convocado por CONEAU, La Maestría en Geomática Aplicada a la Gestión de Riesgos Ambientales obtuvo excelentes resultados: fue acreditada por el organismo nacional, a la vez que se la calificó como “A”. El Director de Carrera, Dr. Pablo Aceñolaza; y la Secretaria de Investigación y Posgrado de la FCyT, Dra. Pamela Zamboni; reflexionan sobre la importancia de este hecho y repasan la historia de esta propuesta que brinda la Facultad.

“La idea de la maestría surge en el año 2009 con la conformación del Centro Regional de Geomática (CeReGEO) en la FCyT y la estructuración de una serie de cursos de posgrado vinculados a la teledetección y a los sistemas de información geográfica”, recuerda Aceñolaza; y agrega “unos años después se corporiza como un proyecto concreto cuando ya se tenía cierta experiencia en el dictado de estas capacitaciones”.

“En aquel momento se hizo un esfuerzo muy grande para instalar la necesidad institucional de entender lo que eran los posgrados y lograr posicionar un título de este tipo dentro de la UADER, siendo la primera maestría presentada aprobada y en proceso de la Universidad. Este camino comenzó durante las gestiones de Graciela Mingo en Rectorado y de Marino Schneeberger en la Facultad, a quienes les hemos agradecido por el apoyo durante las primeras etapas. El inicio implicó básicamente la estructuración de un aula de posgrado, la adquisición de 15 equipos informáticos específicos y el pago del sistema de conexión virtual. Asimismo, el Centro de Investigación Científica y de Transferencia Tecnológica a la Producción (CICYTTP) brindó el espacio físico que hizo posible su desarrollo. También se trabajó mucho desde lo administrativo y contable”, señala el Dr. Aceñolaza.

“Hemos logrado dos cohortes muy satisfactorias que han estado integradas por personas de distintas partes del país y Sudamérica, quienes se han visto atraídas por la propuesta. En estos momentos nos encontramos trabajando para habilitar una tercera cohorte este año. El proceso de evaluación de CONEAU es duro y largo y lo hemos podido sortear con éxito en base a los resultados. Estamos muy contentos de que el máximo órgano de acreditación universitaria del país nos haya calificado como A, lo que representa tener los mejores estándares de calidad académica para los posgrados del país, en ese nivel es que nuestra maestría se posiciona a la par de otras pocas maestrías en la temática”, expresa el Director de Carrera.

Por su parte, la Secretaria de Investigación y Posgrado remarca la importancia que tiene para la FCyT este hecho. “Contar con una maestría categorizada A por CONEAU es un tremendo orgullo y una gran satisfacción, ya que habla de excelencia académica en la formación de cuarto nivel. Hemos contado con numerosos egresados que han empezado su formación universitaria en UADER y han podido culminar con una especialización a nivel de grado de maestría profesional con un alto nivel académico”, celebra.

“Este mérito es un reflejo que tiene diferentes orígenes y causas. Refleja la voluntad de un cuerpo académico y docente de armar una propuesta innovadora y de excelencia y de llevarla adelante. La acreditación no implica solamente la presentación de una carrera, sino sostenerla a lo largo del tiempo y demostrar su relevancia con indicadores que demuestran la calidad de docentes, estudiantes, trabajos finales, instancias de aprendizaje y entornos de trabajo innovadores.

Asimismo, esta acreditación es un reflejo de un acompañamiento institucional. Lo que no incluye solamente disponibilidad y eficiencia en el uso de los recursos materiales o de infraestructura, sino también responder y apoyar una iniciativa como esta, reconocer la importancia de la propuesta y sostenerla”, comenta Zamboni.

Por último, la Doctora indica que “al ser la primera carrera de posgrado que se gestó en el ámbito de la Universidad hubo que abrir camino hasta llegar al presente. El agradecimiento es a las distintas gestiones que han permitido sostener esta carrera, que han entendido la prioridad en términos de las líneas de investigación y de formación en nuestra Facultad y que a la vez han podido identificar la calidad de la propuesta de forma que hoy podamos contar con una carrera categoría A. En el caso de la actual gestión, lagradecemos el apoyo y acompañamiento por todo el proceso de acreditación, inscripción y seguimiento de las necesidades de la maestría”.